domingo, 31 de enero de 2016

Receta sándwich #1: "El Rompehielos" Remolacha, huevo y pepino


Hace unos días, Paulo y yo paramos para comprar algo de comer en Las Palmas. Llegamos hasta un restaurante que ofrecía una gran variedad de sándwiches. Únicamente tenían eso. Los había de todo tipo, combinaciones, colores, sabores... Todavía no sé si el placer era mayor para la vista o para el paladar. Finalmente llevamos a casa unas seis unidades distintas y, ummm… estaban insuperables.
Desde hace tiempo, he estado planeando abrir esta sección en el blog y, después de esos sándwiches, no pude resistir darme prisa. Volví a retomar todas las ideas que tenía en mente y empecé, junto con Paulo, a maquinar diferentes recetas. Veremos qué va saliendo de ahí…


No imagino a alguien al que no se le pueda conquistar por su estómago, por eso esta sección no podía faltar en el blog. ¡Queda inaugurada Un sándwich por amor!
Mi objetivo es que puedas conquistar al amor de tu vida con un triste maravilloso sándwich. Nada de tirarse horas en la cocina con todo lleno de grasa; nada de fregar una montaña de platos después de la cena; nada de cinco tenedores… Un sándwich será la mayor prueba de amor.
Por supuesto, a partir de ahora tendremos que abandonar nuestra zona de confort (vamos, que el sándwich mixto no vale).
Hay un mundo infinito de sabores por explorar. En alguna combinación entre ellos, está el sándwich perfecto para cada uno de nosotros. ¿Te animas a buscar el tuyo?
Por hoy, como indica su nombre, rompemos el hielo con esta receta:


Sándwich #1: El “rompehielos”
-Pan de molde
-Remolacha rallada
-Huevo en rodajas
-Calabacín en rodajas finas
-Pepino en rodajas finas
-Mayonesa al gusto

¡Que lo disfrutéis!
Un abrazo,
Noe

Image Map

2 comentarios: