Tuesday, February 9, 2016

San Valentín, o no: una cena especial en un rincón peculiar


Hoy te traigo una idea para preparar una cena especial y diferente. El domingo es el día de San Valentín, así que no podía dejar pasar la ocasión de publicar esta entrada. Celebres o no este día, lo importante es salir de lo convencional, hacer algo fuera de la rutina y sorprender a tu pareja. Si no puede ser en esta ocasión, será el día que vosotros elijáis, eso es lo de menos. 

Mientras preparaba este post, me vino a la cabeza algún que otro episodio de mi infancia. Cuando era pequeña, mi prima y yo pasábamos tardes enteras construyendo nuestra cabaña de verano. Recolectábamos todo tipo de trastos viejos que nos podían ser de utilidad (sábanas, alfombras, mesas pequeñas, sombrillas…), subíamos a la azotea, plantábamos nuestra sombrilla allí en medio y nos poníamos manos a la obra. El resultado no era, precisamente, una obra de arte, pero para nosotras era la mejor cabaña del mundo. Allí nos esperaban largas y creativas tardes de juego.

Preparando este rincón de hoy he disfrutado tanto como lo hacía de pequeña. Te explico qué cosas he utilizado, pero recuerda que cualquier objeto es prescindible. No vale que dejes de poner en marcha esta idea porque te falte algo. Por supuesto, queda totalmente prohibido volverse loco comprando. Busca entre tus trastos, pon en marcha tu creatividad y dale ese toque personal que conseguirá arrancar una sonrisa a tu pareja. 


¿QUÉ HE UTILIZADO PARA PREPARAR ESTE RINCÓN?


-Mosquitera: es de IKEA. Su nombre es SOLIG. Creo que su precio normal es de unos 20€. Yo la pillé un día que estaba rebajada a 10€. A la Racanilla que llevo dentro le pareció razonable el precio y me permitió comprarla. Le di un toque personal recortando una cartulina dorada en círculos de diferentes tamaños. Aprovechando que la tela es calada, los fui pegando entre sí (colocando un círculo por dentro de la mosquitera y otro por fuera) con masilla adhesiva.
 
-Alfombras: no tengo muchas alfombras, así que fui a casa de mi hermano para que me hiciese algunos prestamos ;). Ya sabes, para todo hay solución

-Cojines: cuantos más utilices, mejor. Piensa en vuestros pobres traseros cuando llevéis un buen rato ahí sentados.


-Velas: no me puedo imaginar un lugar romántico sin ellas. Para evitar sustos, como hay mucha tela de por medio y poco espacio, mejor que sean de pilas. Aunque fuese una alegría para la vista, no queremos invitar a cenar a los bomberos…

-Mensaje: escribe algún mensaje romántico o divertido, alguna frase que sea especial para vosotros o la letra de alguna canción. En fin, lo que se te ocurra. Puedes utilizar pizarras, tableros de corcho, postales, notas adhesivas, etc. 

-Plantas o flores: le dan un toque acogedor y hogareño. Las mías son de puro plástico, pero sería ideal si pudieras utilizar plantas o flores naturales.

-Frutas: son multiusos, para adornar primero y comer después. 

-Ensalada: quien dice ensalada dice arroz, tortilla o pizza. También puedes probar a hacer estos sándwiches. En definitiva, el menú es de libre elección, pero que no sea algo excesivo. Lo digo por evitar acabar la velada en la taza del váter…

Buenos, pues esto es todo. Como ves, nada de lo que he utilizado es esencial. Ahora te toca a ti darle vueltas al coco. Espero que disfrutes preparándolo todo y que tengáis una romántica noche.
Un abrazo,
Noe
Image Map Image Map

No comments:

Post a Comment