Thursday, August 25, 2016

Comparaciones y creatividad. Segunda parte: confía en ti, libera tu creatividad


¿Qué le pasa a tu creatividad cuando te comparas con otras personas?
Si siempre te fijas en el trabajo de los demás con la idea de que les va mejor o tienen más talento que tú, acabarás siendo un roble, un pino o una vid. Confía en ti, en tus ideas, en tu manera de hacer las cosas y en todo los que sientes que puedes aportar. De lo contrario, lo único que conseguirás es obstaculizar tu creatividad y, por supuesto, alejarte de tus metas y sueños. Más que compararte con otras personas que admiras o sientes que les va genial en la vida, saca partido a ese tiempo e intenta aprender algo. A mí me ayudan estos tres ejercicios:

1. Aprende de los mejores, pero con el reloj cerca. Fíjate en el trabajo de las personas que admiras. Yo diría que esto es imprescindible para crecer y mejorar, es una manera de aprender. No obstante, no te obsesiones con ello. Por muchas horas que pases mirando el trabajo de otros, el tuyo no se hace solo. Dedica un tiempo diario o semanal a esta tarea y respétalo. Por ejemplo, emplea media hora al día y, para que no se te vaya el santo al cielo, ponte una alarma. Desde que suene, a otra cosa, mariposa.
2. Observa y toma nota. No utilices en vano el tiempo que pasas fijándote en el trabajo de los demás. Ten a mano papel y lápiz y analiza lo que ves. Anota las cosas que más te gustan, lo que cambiarías, los puntos que no te agradan del todo, etc. 

3. Conócete a través de los demás. Este punto está relacionado con el anterior. Revisa periódicamente las anotaciones que has recogido acerca del trabajo de otras personas. Fíjate en los puntos que se repiten varias veces sobre lo que te gusta y lo que no, establece relaciones entre ellos, tacha aquellos con los cuales ya no estás de acuerdo... Todo esto te ayudará a conocer más sobre tus gustos, preferencias y estilo a la hora de trabajar.
Me despido con una frase que leí hace poco y, de paso, os lanzo una pregunta: “Recuerda siempre que no solo tienes el derecho de ser un individuo, también tienes la obligación de ser uno” (Eleanor Roosevelt).

¿Nos damos la oportunidad de ser una fresa?

Image Map

No comments:

Post a Comment