martes, 1 de noviembre de 2016

Dibujar diferentes personajes de un modo muy sencillo

Dibujar personajes de modo rápido y sencillo
¿Os acordáis cuando dibujabais en el colegio? Todo valía. Cualquier garabato era digno de los elogios de vuestra profesora o profesor y de los padres. 

Luego ocurría que crecías. Entonces cualquier dibujo que se alejase de la realidad era malo, no era un dibujo, era algo más bien vergonzoso.

Creo que somos muchas las personas a las que nos gusta dibujar. Nos relaja, nos divierte, nos hace más felices. Al final es una manera más de expresarnos y de dar rienda suelta a nuestra creatividad.

El fin de semana pasado me había propuesto dibujar gatos. Practicar y practicar hasta que encontrase un estilo en el que me sintiese cómoda y a gusto. 

Por supuesto, no pudo ser. Me salía cualquier cosa, excepto un gato. 

Al final decidí dejarlo estar. No era un día de gatos, más bien era un día de perros. Aún así, no me levanté de la mesa. Cogí un rotulador y empecé a dibujar manchas sobre el papel. 

Cuando había rellenado casi por completo la hoja y mi frustración había dado paso al relax, intenté darle un poco de sentido a esas manchas.

Esta imagen, dibujo, garabato o como queráis llamarlo, no es nada del otro mundo. Precisamente eso es lo que más me gusta. Unas simples manchas con ojos, pelo, extremidades y boca se han convertido en un dibujo. En dos sencillos pasos, manchas y caritas, ya tenéis unos personajes de los más peculiares.

No es una obra de arte, pero está simpático. Es algo sencillo que todos podemos hacer y puede ser el comienzo para dejarnos llevar y dar paso a todo lo que venga a nuestra imaginación.

Nada de deprimirse ni frustrarse (a mí me pasa, pero a vosotros no os está permitido. Positividad a tope). Cuando las cosas no salgan, lo mejor es buscar alternativas y seguir aprendiendo.

Espero que os sea útil esta idea. 

Un abrazo y ¡a dibujar!

No hay comentarios:

Publicar un comentario