jueves, 22 de diciembre de 2016

Receta ilustrada de galletas de jengibre

¿Os acordáis de cuando éramos unos renacuajos y regalábamos dibujos a nuestros amigos? Poníamos toda la ilusión del mundo dibujando y nos sentíamos felices con su enorme sonrisa al recibirlo.

Hace unos días estaba pensando en ideas para preparar un detalle a una amiga. Por supuesto, la mente en blanco hacía acto de presencia. Después de pasear con ella durante un largo rato por el pasillo de casa, vino la luz.

Me acordé de esa costumbre de regalar dibujitos y a ello le sumé que estamos en Navidad, la época por antonomasia de regalar galletas caseras. ¿Por qué no prepararle una receta ilustrada con algunas galletas?

Igual no es un regalo para todo el mundo, pero estoy segura de que cualquier persona valoraría nuestra intención, el tiempo invertido y la ilusión que habremos puesto preparándolo.

Dejo algunas fotos del resultado y la ilustración. Espero que os guste y os sea útil la idea.

¿Alguien más saltaría de alegría con un regalo así? ¿Solo yo, verdad?



Ingredientes
115 gramos de mantequilla a temperatura ambiente  
150 gramos de azúcar moreno
80 gramos de melaza
1 huevo
300 gramos de harina normal
1/2 cucharadita de sal
1/2  cucharadita de polvo para hornear
1/2 cucharadita de canela en polvo
1/2  cucharadita de clavos molidos
1/2  cucharadita de nuez moscada molida
1/2 cucharadita de jengibre en polvo


Elaboración
Batimos la mantequilla con el azúcar hasta que quede suave. Añadimos la melaza y el huevo. En un recipiente aparte mezclamos la harina, sal, polvo para hornear, canela, jengibre, clavos y nuez moscada. Incorporamos la mezcla anterior y batimos hasta obtener una masa homogénea. Cubrimos con film de plástico y refrigeramos la mezcla durante una hora.

Precalentamos el horno a 180° centígrados. Extendemos la masa con un rodillo hasta obtener un grosor de ½  centímetro, aproximadamente. Utilizando cortadores de galleta, vamos cortando la masa en figuritas. Las colocamos en una bandeja (previamente engrasada o cubierta con papel especial para hornear) intentando que queden separadas entre sí por unos 5 centímetros, aproximadamente.

Horneamos durante 8-10 minutos. Pasamos las galletas a una rejilla para que se enfríen por completo.

Una vez frías, decoramos a nuestro gusto y ¡a comer!

No hay comentarios:

Publicar un comentario